lunes, 7 de febrero de 2011

Así se templaron al acero


Los del queso ganaron.


Los dos equipos hicieron lo posible por perder, pero hay un orden cósmico, y el trofeo Lombardi regresó a la casa que Lombardi puso en el mapa.


Las dos defensas, que conste,  se fueron por momentos a comprar piononos.


Los recibidores de Green Bay también.


Un detalle en plan deja vú: Cuando discutían el campeonato de la AFC, los Steelers le clavaron 24 uncontested points a los Jets en la primera mitad. A partir de ahí, los de Tomlin no generaron nada. 


Zilch!


Y ojo, en la segunda mitad de aquel juego Sánchez llegó a disecar a un par de hard hats en la remontada de 19 puntos.


No fue un buen año.


Fast forward hasta anoche: Ponlos a venir de abajo, salen dos jugadores claves por lesiones, dos  o tres coberturas regaladas, el de Head+Shoulders a media máquina, y Big Ben inconsistente... Boing!


En plena faena, Rashard Mendenhall, un tipo segurísimo manipulando el ovoide (dos fumbles en más de 300 lances) le regala a los del queso el juego en la línea.


Bam!


Hay un orden cósmico.







1 comentario:

alejo dijo...

bueno garrix y que tu quieres, en la primera mitad la defensa de los steelers no estaba y su QB no avanzo ni 20 yardas seguidas y en la segunda mitad los packers se quedaron sin gasolina y a los steeler tampoco les alcanzo y you are right el pelu hawaiano perdio en todo el juego, gano el que menos mal jugo