viernes, 9 de abril de 2010

Le duele, pero le gusta.




No sé si se saben el cuento del super cazador que va repetidas veces a la jungla a capturar al gran gorila azul.

¿No?

Es muy cómico.

Bueno, me he enterado por uno de los implicados que el acoso sexual va en serio.

Debe ser uno de los cambios (hormonales) que prometió Raúl y que aquello del vasito de leche...

Manny Henry, que tiene que pedir prestados los choteos (Pájaro tieso y Ex jiribillo) se ha puesto bravito con Hernández Busto.

¡A Ubieta no me la toca nadie! dicen que dijo Laggie.

Ubi y las Finanzas lo ponen sarazo.

Give the dude some credit, Lagañino no practica el chancleterismo de cibermilicia tradicional y alborotada, que hace del adocenamiento un recreo escolar.

Pero en el interín Lagástrofe calla más de lo que dice, y lo sabe.

Nada que hacer, como seguro pensaba el gorila cuando levantaba la tapa del tanque donde iba el cazador.

Nos dice al Laux y a mí que cambiamos casaca a última hora. Joder, ¿qué entenderá él por última hora?

Y yo no llamaría casaca a aquello que había que ponerse en mi etapa roja, incluso asumiendo que algunas de mis caricaturas y yo éramos lo mismo.

Pero a lo mejor tenemos un glosario diferente, Lagridulce et moi.










En Cuba se le paga a unos cuantos con Internet, aunque hay quien sale a dar cabilla y patadas gratis, la verdad.

Porque todavía no saben lo que es Internet.

¿Qué le vamos a hacer? Lagdemor se molesta y da coletazos, pero todos sabemos lo que quiere.

Tan cazador de gorilas azules.

¡Que tengo pareja estable, coño!


1 comentario:

La Guardaraya de la Siberia dijo...

Y toda esa perreta es porque la Modotti no le dá la flor de la calabaza? Es verdad que las mujeres son del carajo...