martes, 16 de marzo de 2010

Two of us

4 comentarios:

Charlie dijo...

Mr. Harrison esta excelente en la telecaster, que la toca como si fuera un bajo.... Es en los estudios de Abbey Road, muy buen video.

Gulliver dijo...

Rafael Hernández uno de los politólogos cubanos de mas reconocimiento nacional e internacional fue entrevistado para el diario mejicano La Jornada sobre el actual tema de los “Disidentes” y sus “huelgas de hambre”. Hernández es director de la revista cubana “Temas” y habla- valga la redundancia- de un tema de actualidad respondiendo a preguntas del periodista Gerardo Arreola, corresponsal de La Jornada en La Habana. En una de sus respuestas tomadas por El Duende del texto general, el director de “Temas” dice :

“La visión internacional sobre Cuba se concentra en la oposición, tras la muerte de Orlando Zapata Tamayo y la huelga de hambre de Guillermo Fariñas…

–La muerte de Zapata es una tragedia humana, pero su repercusión responde a factores políticos, encadenados con la huelga de Fariñas. Ninguna de las actuales presiones para el indulto de presos facilita cambios en la política cubana, rodeada hoy por una tormenta propagandística. Ni siquiera bajo la presión de la Crisis de los Misiles (octubre de 1962), al borde de un conflicto nuclear, la política de Cuba cambió. El camino más efectivo para propiciar cambios (como han sabido casi todos los gobiernos mexicanos) es el diálogo diplomático respetuoso. Es obvio que la muerte de Zapata y sus secuelas convienen a quienes se oponen a ese diálogo con Estados Unidos y Europa.

–Un disidente es el que reniega de su creencia anterior. Éste no es el caso de los clásicos anticomunistas del exilio, sino el de los ex comunistas pro soviéticos y de otras tendencias ortodoxas, de donde provienen Ricardo Bofill, Elizardo Sánchez o Vladimiro Roca, auténticos disidentes. Estos descartan la violencia de las armas, igual que las principales fuerzas del exilio anticastrista actual. Ambos grupos difieren en cuanto al bloqueo, pero coinciden en su afán de restauración capitalista y anticastrismo furibundos; por eso se identifican fácilmente con Estados Unidos, con partidos y gobiernos europeos y de otros países. Aunque algunos se presentan como socialdemócratas, el eje ideológico disidente se mueve entre el centro y la derecha. Son grupos pequeños, dispersos y sin arraigo en la población. Está claro que, aparte de recibir dinero y apoyo político de Washington, también tienen creencias ideológicas, y entre ellos puede haber personas honestas, resentidas o confundidas. No tienen la base social de un sindicato Solidaridad, ni entre sus líderes hay ningún Walesa o Vaclav Havel. No son sociedad civil, sino micro partidos de oposición. El puñado de presos políticos en sus filas no lo está por delitos “de conciencia”, ni por la mera expresión de ideas contrarias al gobierno, sino por oponerse activamente al sistema, en alianza con Estados Unidos, el exilio clásico y el viejo anticomunismo europeo”.

Adriana dijo...

zánquiu! una de mis preferidas.
tremenda sensación de libertad!!
tú has oído la del Anthology? es mi versión favorita.
mira: http://www.youtube.com/watch?v=hOt27TQL9LM

Adriana dijo...

me pusiste a oír a los Beatles!
mira, esta es otra que me pone de muy buen humor:
http://www.youtube.com/watch?v=ToZURTTMSZw