domingo, 7 de febrero de 2010

The great battle of Joy of Pío











A juzgar por la parafernalia del (very lame) Gridiron Fest en Lincoln Road, por cada fan de los Colts, había siete de los Saints.


Cuand New Orleans jugó contra Arizona, todo era Kurt Warner esto y Kurt Warner lo otro.

Y con razón, pienso.

Cuando les tocó ir contra Minnesota, la cosa era (el otro temba) Brett Favre esto, Brett Favre lo otro.

Y con razón, again.

¿Y Drew Brees?

Una maquinita de anotar, y nadie le da lo suyo.

Unfair.


Who dat?



Odio decirlo, pero los Saints son un favorito sentimental.

Manning tiene un anillo, tiene la familia real y todo el hoopla.

Los Saints son los nuevos ricos recién llegados a la élite.

Pero sospecho que Manning saca el otro conejo guardado.



Ojo con Dwight Freeney.




8 comentarios:

susana dijo...

debes estar gluado en el sofá todo el dia con el superbol, dicen que hoy juegan no se quienes muy importantes, enjoy, dime algo de mi gallito kíkiri ... kixes

Garrincha dijo...

susa,
pegado casi all day long. y eso que no pude hacer papelazos jugando por el día.
lo malo es que ya se acabó el football y tengo que esperar hasta septiembre ahora.
cold turkey, que le dicen.
saludes, y no dejes los gallos.

Adriana dijo...

jajajajajajjajajaajaj
eso mismo digo yo! la tiñedera es una esclavitud.
¡y lo que cuestan los tintes...

Garrincha dijo...

dímelo a mí, adri.
se me va una fortuna en tintes y champú.
este pelo mío...

un besote, fotógrafa.

Adriana dijo...

fotógrafa... :D pliiiis!

Garrincha dijo...

no te haga, no te haga.

Adriana dijo...

bueno, cuando tú dejes de restregarme tu magnífica cabellera en la cara, yo dejo de hacerme la no-fotógrafa.

Garrincha dijo...

deal!