martes, 11 de septiembre de 2007

Tranquilo, Bobby. Tranquilo.

Ayer el calendario (o candelario) se empeñaba en empujar su 11 de septiembre, pero no escribí nada al respecto para no parecer muy dark o sabihondo.


Lo cierto es que cada cual tiene su 11 de septiembre particular. Desde los familiares de las víctimas hasta el Bin Laden de los cojones con su barba teñida.
Y cuando escribo "víctimas" no me refiero solo a los de las torres de New York, que no hay que olvidar que en Chile, años antes, bajaron a bombazos a un presidente democráticamente electo. Así porque sí.


By the way, yo creo que lo de La Moneda iba a pasar de todos modos, metiera o no Pocholo su cuchareta en el gobierno de Allende. En el colmo de la ignorancia política, oí a mucha gente (no solo a Mercedes mi vecina) rezongar diciendo que los chilenos eran unos pendejos que se dejaron dar el golpe por Pinochet y que no tomaron las armas para derrotar a los fascistas. Ese era el comentario que me tocó asimilar con diez años de edad.


Bullshit. Ni que los cubanos fuéramos tan cojonudos tampoco.


Pero en fin, no quería hablar de los septiembres. En medio de cierta manigua noticiosa veo unas joyitas. Una pasajera fue obligada a bajar de un avión porque el flight attendant consideró que la vestimenta de la señorita enseñaba demasiado.

Bullshit.

O este botón hallado en La Jiribilla digitár, en un texto de Esteban Morales, sobre los negros que están contra la revostrucción cubana desde otras orillas:


Es cierto que en Cuba hay que trabajar mucho aun para que las diferencias e inequidades sociales terminen por desaparecer. Problema que afecta tanto a negros como a blancos, aunque dentro de ellos, más a los negros quienes aparecen con las mayores desventajas. Resultado ello principalmente, de los desiguales, puntos de partida históricos con que arribaron a 1959 los diferentes grupos raciales que hoy integran la sociedad cubana.

Cada vez que alguien se me baja con el parche de "es cierto que tenemos problemas", "no vivimos en una sociedad perfecta". "hay que trabajar en esto", me dan ganas de patearle un riñón. ¿Tú sabes cuántas veces me tuve que echar yo versiones del mismo tema?

Siempre es la misma fórmula. a) Tenemos-problemas
-no-somos-perfectos, b) Tenemos que trabajar aún por resolverlos y c) En el capitalismo están peor que nosotros.

Y luego viene la otra changa tipo Control-C, Control-V:

Debemos tener en cuenta que a principios de los años sesenta, el gobierno de los Estados Unidos comenzó una verdadera guerra de agresión contra la Revolución Cubana y el tema racial pasó entonces a ser considerado como algo que podía dividir a las fuerzas revolucionarias ante las difíciles batallas que debían ser enfrentadas.

Sin embargo, sin ser partidario de la llamada "teoría del tuerto", quien es rey en el país de los ciegos; no veo ningún país en este hemisferio, incluido Estados Unidos, donde se haya hecho tanto como en Cuba por la justicia, la igualdad y la equidad racial.

Del carajo, ¿no?

En la concreta es que Cuba no está exenta de las mismas limitaciones que otras sociedades para reconocer, asumir y resolver sus defectos. Pero en el cayo es más atractivo invertir tiempo, dinero, gente y neuronas en la batalla de ideas de las puñetas, que garantizar los frijoles y darle vida decente al people. ¿Pa qué molestarse? Siempre vamos a tener el bloqueo pa justificarlo todo.


Si a alguien o a álguienes le(s) parece que mi tono, el tema, mi español y mi estilo suenan a marranada cañonera, me disculparán. Por eso, como Juan Luis Guerra en su Niágara en bicicleta: "Tranquilo, Bobby. Tranquilo."





7 comentarios:

Anónimo dijo...

Garri, si no les gusta tu tono !que se vayan! !que se vayan! que se vayan!

Matacena dijo...

Del comentario del anonimo de arriba se desprende que te quedan dos alternativas: la autocensura o recibir todo el empuje aplastante de las brigadas de respuesta rapida.
:-)

garrincha dijo...

nah, no creo que sea pa tanto, mata.
vaya, espero que hayan otras alternativas, y a juzgar por lo que puso el anónimo de arriba, quienes peor lo deben tener son los que se emberrenchinen conmigo.
todo lo que veo en al anónimo es buena onda.
yo, que no le he hecho mar a naiden.
un abrazo y buena suerte blogofuriosa.

Anónimo dijo...

garri, la matancera, al parecer, no entendio nada. Repito: si no les gusta tu tono, que se vayan! que se vayan!

Caminante dijo...

¿Qué pasa con el tono? No te me pongas quisquilloso el Garrix, que el tema lleva lo que lleva... sin finuras.

Y hablando de impudores, ya viste lo que está sacando el Güicho: Una perla!

analista dijo...

Si le quitas el tono le quitas el swing al blog.

garrincha dijo...

pues decidido.