domingo, 16 de septiembre de 2007

Monday, Monday... tará, tat taráaaa....

En el blog del Ichikawa san me he topado con un texto interesante. Algo cargado para mis frívolos mind-sets dominicales, pero repito, interesante.

Es bueno saber que alguien escribe con orden y concierto sobre un tema que, siendo dejado a nuestro elevado ADD (attention deficit disorder), solo produciría insípida filigrana.

Y el Ichi termina cosí:

Son numerosas las expresiones que se han acuñado bajo el socialismo cubano que demuestran un desplazamiento de la persona a la cosa. Los dejo con un pequeño archivo de ellas; recordarlas es un ejercicio que al menos a nosotros nos ha divertido bastante. Digamos que no eleva, pero hace feliz:

-La luz se fue.
-Llegó el pan.
-Pasaron tres juntas. Pero no pararon.
-La carne está atrasada.
-El pitusa es diversionista.
-La mantequilla se perdió.
-¿Cuándo va a venir el aceite?
-La leche está aguada.
-Los taxis no paran.
-El calor está de madre.
-El jabón no hace espuma. ¡Y eso que es Batey!


Ichikawa no puede bajarse todos los tomos de antropología del lenguaje urbano en La Habana, y está claro que quedan fuera ejemplos de cosificadora pleitesía de la reality. Pero no me negarán que leer la pequeña lista nos pone en OFICODA mode por unos segundos, y toda nuestra vida flashea cual ridiculum vitae, de aquellos de "nací-en-el-seno-de-una-familia-humilde".

Y sumamos:

-Yo soy plan jaba. (concedido, este es de los viejos)

La número 5. ¿Por qué este relajo con el orden?
Mi alma latina.




8 comentarios:

Infortunato Liborio del Campo dijo...

La primera en la lista: ¿Quién es el último?

Otra: ¿Ya marcaste?
Otra: ¿Qué sacaron?
Otra: ¿Qué letra compra?

Usted siempre le levanta el ánimo a uno. ¿Quién fuera el intrumentista?

Infortunato Liborio del Campo dijo...

Instrumentista: Sorry

analista dijo...

Sin lugar a dudas las más usadas son las cosas que "llegan": llegó el pan, llegó la carne, llegó papa, etc. y las que se van: Se fue la luz, el gas, el agua

- hice la cola
- salió picadillo integral

Caminante dijo...

Bueno el Garrix, iré al grano: No me gusta el texto del japo.

Sorry, lo encuentro mal fundamentado y un poco disperso. Empieza por confrontar la sistematicidad con lo factorial, y termina hablando de la cosificación. Pero para dejar todo bien claro, -y porque me interesa el tema-, le voy a recitar pronto una columnita. Vendrá bien el contrapunteo.

Baja el nivel con las hembras, que desde que empezaste no puedo abrir tu Blog en la oficina... :o)

analista dijo...

Pues yo no lo puedo abrir en la casa, pues si mi esposa lo ve se va a creer que estoy en el cybersex. :-)

garrincha dijo...

libo,
yo creo que es un intrometista en este caso.
algo percusión y cuerpo de baile.

analista,
lo gracioso del caso es que el palabrero urbano del cubano tiene pasajes que cambian y se reciclan.
estas frases que he puesto suenan tan demodé al cubano del cayo en estos momentos, que este es uno de los peligros por los que pasamos los que nos fuimos de aquella orilla.
Desde estas orillas soltamos conclusiones, citas y referencias que creemos nos hacen muy al tanto de aquello, y en realidad allá se nos reirían en nuestra cara por desubicados y sosos.

pero no deja de ser una calistenia palabrera a distancia, y edificante, eso sí.
si los del cayo pudieran y quisieran ver este blog y dar sus aportes, sería fantástico.
but that's another ball game.
gracias mil por tus aportes, man.
gracias mil.

caminador,
probablemente el samurai hizo un resumen a la carrera, o mi ADD no es tan grave.
No lo sé.
Pero el tema fue lo que más me llama la atención, y ya dije, si me lo hubiesen dejado a mí, con todo y mi interés, hubiera armado un cantinfleo big time.
Con lo de las muchachas no sé cómo hacer, really.
Es que si no las pongo aquí, ¿dónde las pongo?
Manda a salir a la gente de tu oficina con el pretexto de van a fumigar o algo.
Un abrazo.

Güicho dijo...

No jodan!

Garrincha, no les hagas caso, no quites las chiquitas! Pues primero que nada hay que mantener la moral alta. Y segundo, con los principios ni se juega ni se transige.

garrincha dijo...

estoy con el guicho.
la moral hay que tenerla alta.
pero también hay que entender al pobre caminador.
capaz que le metan un sú.
veré qué hago, pero no prometo nada.