jueves, 23 de agosto de 2007

Crónicas del Trópico

Eduardo Abela III, que lo único que tiene de bobo es el personaje que hizo su abuelo, me ha mandado unas fotos que uno no sabe muy bien si son un estudio antropológico o la bitácora de viaje de un viaje por provincias. O las dos.

La verdad es que no he puesto todas las que venían en el e mail de Abela, porque a uno le queda un no sé qué complejo de pena cuando ve la miseria y el mal gusto en alegre francachela. Uno no sabe si reírse de la chealdad ajena o engorrionarse con las penurias del prójimo. y cuando por la mañana una arquitecta bonita chequee esto en Fullerton Díaz Arquitects, sabrá de qué estoy falando.

As usual, cliquead sobre las imágenes (es gratis) y gozad the papeleta.

Démosle un fuerte aplauso a...

Le ofrecemos lo mejor.




A continuación, La que complace.



A ver, todos conmigo. Estos son tiempos de... ¿quéeee...?


Eso sí, una victoria limpiecita.


Y por último, me da pena con los dos niños, pero los Hooligancitos del Altiplano esperan crecer para tatuarse a Chávez no diremos where.
What's next? El bling-bling de los mambises. Yo, dawg, Elpidio!


Yvette me ha mandado la foto de abajo, que tomó el sábado pasado en la esquina del Versailles. Casi que no tenía que decírmelo. Me dice que no la puso en su blog porque está demasiado fuerte. Ustedes dirán.


De todos modos, lo que me llama la atención no es el exceso de entusiasmo del pobre viejo, sino su petición. ¿Qué pasó, mi viejo? ¿No le dieron el vuelto en el restaurant y lo está reclamando en la acera? ¿El Medicaid le cubre la escalera? Eso sí, el ocambo salió a dar su palo periodístico, como medio mundo.



Por cierto, si quieren darse banquete con otro tipo de fotos, pasen por el blog de Yvette, Love is the Drug.


Y mi historieta du jour, que no se van a librar.

1 comentario:

jose varela dijo...

No se quien me luce mas socotroco, si el politico o el asistente del politico. Te confieso que el asistente me gusta mas que el politico. Que clase tira.